Algunos beneficios del sexo tántrico

Poco a poco, en occidente se va conociendo el sexo tántrico, el cual tiene muchos beneficios tanto para la pareja, como para el hombre y la mujer entendidos como individuos. Vamos a ver algunos de estos beneficios, después de los cuales seguro que te interesas por el tantra.

alquimia-sexual-angel-cosmico

Ayuda aliviar la depresión y el estrés

La ansiedad, la depresión y el estrés son enfermedades occidentales de nuestro tiempo. Al tener las necesidades básicas cubiertas tenemos tiempo para pensar y para no estar satisfechos, algo que no tienen las sociedades no desarrolladas, que sólo piensan en cómo vivir un día más.

El sexo tántrico tiene mucho que ver con la energía, con la del hombre y de la mujer. En concreto, podemos decir que estimula los centros porno de energía y que hace que ésta fluya a lo largo de todo el cuerpo.

Eso hace que con el sexo tántrico se libere todo lo que tenemos dentro, entre ellos la ansiedad y el estrés, de manera que este tipo de sexo puede ayudar mucho a las personas que padecen estos problemas.

Lleva el sexo a otro nivel

El sexo tántrico lleva las relaciones a otro nivel que van más allá de lo puramente físico, ya que cuando se aprende tantra las relaciones pasan a un plano maduras follando espiritual, a un plano profundo que no se alcanza con las relaciones sexuales a las que estamos acostumbrados.

Desde ese momento vivirás las relaciones de otra manera, de manera más pausada y de forma más placentera.

Ayuda a aliviar los traumas sexuales

El sexo tántrico es pausado, lento y sobre todo respetuoso con la otra persona. Eso ayuda mucho en el caso de aquellas personas que han tenido traumas relacionados con las relaciones, recuperándose de ellos.

No es algo inmediato, pues uno de estos traumas tarda tiempo en sanar, pero lo importante es que esta sanación se produce con el tiempo, por lo que al final las relaciones sexuales serán normales  y los traumas quedarán para siempre en el pasado.

Te hace más positivo

Como hemos dicho antes, el sexo tántrico tiene mucho que ver con la energía. Por eso, los estudios que se han hecho sobre estas prácticas y por las experiencias de aquellas personas lesbianas que lo practican, sabemos que te hace más positivo.

Al final, lo que se consigue con el sexo tántrico es desbloquear los puntos de energía de tu cuerpo, de manera que la energía corre por ellos como no lo hacía antes. Eso afecta de manera positiva en el día a día, haciéndote mejor persona y ayudándote a conseguir los objetivos que te propones.

Prolonga el placer sexual

Para el final he dejado lo que más interesa sobre el tantra, que es prolongar el placer sexual, algo que todo el mundo busca.

Esto se consigue, de nuevo, a través del control de la energía. Obtener este control no es un proceso rápido, pero se adquiere con la práctica a través de la respiración y de algunos ejercicios videos porno que tienen que ver con el yoga.

Tanto el hombre como la mujer van a tener más placer, pues serán capaces de distribuir su energía sexual por dentro de su cuerpo, llevándola de los pies a la cabeza sin llegar a dejar que salga, o al menos sin dejarla salir hasta que ellos quieran, lo que se consigue tras un tiempo de práctica.

 

 

¿Qué es el tantra?

En la actualidad el tantra está de moda en Occidente, ya que ayuda en las relaciones sexuales, para las cuales muchas personas tienen problemas, debido a las más diferentes causas.

tantra-600x400

Por eso, en occidente se relaciona el tantra con el sexo, y de hecho me atrevería a decir que se piensa que solo es eso, cuando la realidad es muy distinta como vamos a ver ahora.

El tantra nace en el siglo V antes de Cristo

El tantra es una especie de corriente mística oriental, hay quien dice que es una religión, que nace en el budismo, pues se dice que los primeros porno gay escritos tantra provienen del mismo Buda, más o menos en el 480 antes de Cristo. En este aspecto, hay quien dice que el ya existía antes de Buda.

El tantra de la mano izquierda

Vistos los orígenes, a nosotros nos importa el tantra actual, el que tiene que ver con las relaciones sexuales. Este es el tantra de la mano izquierda, que proviene del hinduismo y el cual integra las energías masculinas y las energías femeninas.

Este tantra llega a nuestros países a través de John Woodroffe, un juez que fue el que trajo las enseñanzas a occidente, escribiendo una gran cantidad de libros sexo gratis sobre este tema, tantos que a día de hoy es una referencia bibliográfica para todo aquel que se interese en el tema.

El neotantra

Esta es la teoría, que siempre hay que conocer para saber de dónde viene lo que nos interesa, pero lo cierto es que la práctica viene con el neotantra, que es el nombre que se le ha dado en occidente a la parte sexual de esta corriente oriental.

El término proviene de la nueva era, esa especie de nueva religión sin dioses que proviene del siglo pasado, que sólo se ha quedado con la parte sexual del tantra, despojándola de toda la espiritualidad.

Ellos nos han traído el masaje tántrico, y las prácticas sexuales, que es lo que se conoce y lo que se practica ahora, la parte práctica del tantra, por decirlo de alguna manera, obviando la parte teórica.

¿Dónde puedo aprender tantra?

Es posible que hayas oído hablar del tantra y no sepas muy bien en qué consiste, pero que te interese probarlo con tu pareja con el fin de mejorar vuestra vida sexual, de ponerle un poco de picante y de divertiros.

Por suerte, en todas las ciudades hay cursos y centros en los que se enseña el tantra a los más diversos niveles, desde cursos de iniciación hasta cursos que profundizan más, aunque lo cierto es que estos últimos cursos no son para todo el mundo.

En los primeros no te van a pedir que te desnudes ni que practiques sexo delante de nadie, pero en los segundos es posible que sí, de manera que sólo son aptos para parejas más desinhibidas, una actitud que poco a poco te la va dando el tantra.

Algunos de estos cursos se dan fuera de las ciudades, en centros como balnearios y similares, de manera que son una buena ocasión para tomarte unas vacaciones con tu pareja mientras aprendes a tener con ella relaciones sexuales distintas, más plenas, duraderas y divertidas, que al final es lo que buscan los occidentales en las enseñanzas tántricas, más allá de la filosofía y de la mística oriental.